Tensiones y violencia en Barcelona por tercera noche consecutiva

El centro de Barcelona se ha convertido este miércoles en el escenario de una batalla campal por segunda noche consecutiva, tras la manifestación que han convocado esta tarde los CDR y que ha derivado en enfrentamientos entre grupos de manifestantes violentos y la Policía.

Dos días después de hacer pública el Tribunal Supremo la sentencia del procés que condena a sus líderes a penas de entre 13 y nueve años las calles de Cataluña continúan siendo un lugar de batalla para el independentismo.
Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional detuvieron por los actos violentos de este martes a más de 50 personas y tuvieron que emplearse a fondo especialmente en los disturbios provocados por los radicales ante a la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, con un balance de 104 mossos heridos hasta el momento.
Los CDR han encendido hogueras y han quemado contenedores en el paseo de Sant Joan y en la calle Roger de Flor de Barcelona, después de que los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional cargaran para dispersarlos de la zona de la Conselleria de Interior de la Generalitat.

Las hogueras también están en vías como Consell de Cent, plaza Tetuan y Diputació, y algunas calles están cortadas, además de que se ha quemado al menos siete vehículos. El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha cifrado en 45 los fuegos simultáneos en el centro de Barcelona durante los altercados, sobre todo en la derecha del distrito del Eixample.

Los manifestantes protagonizan altercados en la zona, donde han tirado al suelo motocicletas y jardineras; han cruzado contenedores en la calle, y se han producido carreras para huir de los agentes antidisturbios.

En su cuenta de Twitter, los Mossos han explicado que los grupos están haciendo barricadas en distintas calles de Barcelona y piden a la ciudadanía que no se acerque a la zona. También han informado de han realizado al menos cinco lanzamientos pirotécnicos contra el helicóptero que sobrevuela Barcelona para ayudar a controlar las protestas.

El presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, ha pedido al presidente de Cataluña, Quim Torra, que condene el uso de la violencia en las protestas y ha advertido que la respuesta a la situación se va a “modular” en función “de la actitud y las decisiones de los líderes independentistas”, tras recalcar que “ante los actos violentos, el Gobierno reitera que no va a consentir bajo ningún concepto que la violencia se imponga”.

Fuente: Agencias

(Visitas 7 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins