Isabel Rangel, la “Reina de la Diálisis” del IVSS que dejó a todos sin medicinas

Isabel Rangel Barón, alias la “Reina de las Diálisis” del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) llevaba en sus maletas cuando se fugó del país, no sólo miles de dólares, sino la responsabilidad de la trágica muerte de pacientes renales y enfermos de cáncer.

Esta mujer es una empresaria zuliana y dueña del 50% de las acciones de la empresa Inversiones Rangel Barón (IRB) y propietaria de Continental Medica, C.A, empresa que recibió de CADIVI 331 millones 803 mil 298 dólares entre los años 2004 y 2012 por importación de insumos médicos.

Continental es la matriz de una red de 19 compañías privadas que durante el mismo período de tiempo recibió 455.631.647 dólares preferenciales y cuyo principal cliente era IVSS, una cantidad que equivale a poco más de la mitad de los 856 millones de dólares que adquirió el Seguro Social en el extranjero en cuatro años. Las empresas eran manejadas por cuatro hermanos y parientes, encabezadas por Isabel y su hermano Daniel Esgardo Rangel.

Ambos hermanos se encuentran actualmente fugados en territorio colombiano junto al ex ministro de Salud y presidente del IVSS, Carlos Rotondaro, de quien se dice es testaferro y se hizo multimillonaria por el lavado de dólares e importación de medicamentos e insumos que jamás llegaron a los hospitales venezolanos.

A Rangel se le acusa del robo, junto a Rotondaro, de más de $400 millones de la partida de Diálisis y Medicamentos Oncológicos. En febrero de 2014, (durante la gestión de Rotondaro) fue demandada junto con su hermano por el empresario José Alfredo Rodríguez, quien los acusaba de haber suplantado el contrato de su empresa Rismed Oncology Systems con el Ivss y desviar los pagos hacia su propia compañía: Rismed Dyalisis Systems. El fraude, según Rodríguez, ascendía a 1.200 millones de dólares.

Continental Medica se encuentra entre las primeras 61 empresas que más recibieron dólares Cadivi durante su existencia. Estas asignaciones no contaron con concursos públicos convocados por el IVSS para la adjudicación de los contratos como exige la Ley, razón por la cual un informe de Contraloría del año 2014 advirtió irregularidades administrativas en este caso.

Tanto fue el dinero defalcado a la nación a través de CADIVI y CENCOEX que Rangel es hoy dueña de la aerolínea Estelar y tiene una mansión en Barcelona, España, producto de sus guisos con Rotondaro. El colmo del descaro lo mostró en abril del 2018, cuando fue detenida en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, Argentina, intentando ingresar al país 90.000 euros en efectivo sin declararlos.

Luego de raspar la olla de CADIVI, Isabel Rangel y Carlos Rotondaro se declararon perseguidos políticos del régimen y están disfrutando una vida de lujos y despilfarro con los dólares que durante más de 10 años le robaron a la nación; mientras tanto, millones de venezolanos hoy no tienen acceso a las medicinas y atención médica en medio de la peor crisis económica de la historia.

Redacción LB

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins