500 millones de abejas mueren en Brasil en tres meses

Más de 500 millones de abejas han muerto en Brasil en apenas tres meses según reseña Bloomberg en un reportaje publicado esta semana. La noticia es de terror y muy peligrosa por varias razones, entre esllas una que podría afectar a mucho más que a las propias abejas.

Las abejas contribuyen a la reproducción de una gran variedad de plantas gracias a su papel de polinizadores en la naturaleza. Alrededor del 75% de los cultivos del mundo dependen de la polinización de las abejas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Por esta razón, que hayan muerto 500 millones en Brasil significa que el futuro de los alimentos entra en un gran interrogante.

Sin embargo, la causa de las muertes podría ser mucho más peligrosa. Los apicultores han informado de las muertes masivas en cuatro estados brasileños. Solo en Rio Grande do Sul, se encontraron 400 millones de abejas muertas. “Tan pronto como las abejas sanas comenzaron a limpiar las abejas moribundas de las colmenas, se contaminaron. Comenzaron a morir en masa”, explicaba al medio Aldo Machado, vicepresidente de la asociación de apicultura de la zona.

Posteriormente, la investigación de laboratorio apuntó a los pesticidas con neonicotinoides y fipronil, productos prohibidos en Europa, como la principal causa de muerte para la mayoría de las abejas en Brasil. Y casi todas con rastros del segundo, Fipronil, un insecticida proscrito en la Unión Europea y clasificado como posible carcinógeno humano por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

Y es que el uso de estos pesticidas para matar abejas se disparó bajo el mandato del ex presidente Michel Temer y el actual presidente Bolsonaro, según Unearthed de Greenpeace. De hecho, desde que Bolsonaro asumió el cargo en enero, Brasil ha permitido la venta de un récord de 290 pesticidas, un aumento del 27 por ciento durante el mismo período del año pasado, y un proyecto de ley en el Congreso relajaría aún más los estándares.

Además, en solo tres años, 193 herbicidas y pesticidas que contienen productos químicos prohibidos en la Unión Europea se registraron en Brasil. Un país, por tanto, que se ha convertido en el mayor comprador de pesticidas del mundo.

Fuente: Agencias

(Visitas 9 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins