Trump prepara una gran celebración por el 4 de julio en EE.UU.

Tanquetas en el centro de Washington, ruidosos aviones de combate sobrevolando el cielo y un discurso desde las escalinatas del Monumento a Lincoln: bienvenidos a la fiesta nacional del 4 de julio del presidente Donald Trump, que rompe con una tradición estadounidense.

Trump es el comandante en jefe de Estados Unidos, pero también su animador principal y el jueves convertirá el Día de la Independencia en un gran espectáculo personal en horario estelar, informó AFP.
“Nuestra celebración del 4 de julio en el Monumento a Lincoln será realmente grande. ¡Será el espectáculo de una era!”, tuiteó Trump el miércoles.
En general, dice Rich Hanley, experto en medios y cultura popular en la Universidad de Quinnipiac, la fecha funciona como una especie de “alto el fuego” nacional.
“Es un día en que la gente pone de lado sus diferencias…y enarbola la bandera sin entrar en discusiones políticas”, dijo. “Luego, el 5, vuelve a lo de siempre”.
Pero este año se está reescribiendo el guion acostumbrado.
Hacia las 06:30 p.m., Trump irá a las escalinatas del Monumento a Abraham Lincoln, el presidente que defendió la unidad del país durante la guerra civil, para encabezar el “Saludo a Estados Unidos”.
El evento, sin precedentes, incluirá un discurso televisado, despliegue militar y una enorme exhibición de fuegos artificiales.
El Boeing 747 utilizado como avión presidencial Air Force One sobrevolará el lugar, al igual que potentes aeronaves de combate, entre ellos F-35 y aparatos del escuadrón Blue Angels de la Marina.
Tanquetas y vehículos de combate estarán estacionados en los alrededores, aunque no está previsto que desfilen porque sus ruedas podrían dañar las calles de la ciudad.
El centro de atención, en todo caso, no estará en las armas ni en los fuegos artificiales: será Trump.
“Su presidente favorito, ¡yo!”, como tuiteó cuando anunció los actos.
En campaña
La festividad es única por ser muy patriótica, libre de la usual pelea entre demócratas y republicanos, y, por naturaleza, más cívica que militar.
Incluir un discurso presidencial de alto perfil en la celebración lo pone en riesgo, pues aunque Trump cuenta con el apoyo fervoroso de cerca de la mitad del país para su reelección en 2020, la otra mitad lo rechaza.
El presidente insiste en que puede superar las divisiones al hablar. “Eso creo, creo que he llegado a la mayoría de estadounidenses”, dijo esta semana.
Sin embargo, después lanzó una de sus tradicionales críticas a los demócratas y aseguró que cobrarían a todo el mundo impuestos del 95% y “destruirían” el país con un sistema de salud socialista.
Fuente: El Universal
(Visitas 6 Fecha, 6 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins