Departamento del Tesoro sanciona a Motta Domínguez y a viceministro de Energía eléctrica

El gobierno de Donald Trump tomó medidas contra el exministro de Energía Eléctrica de Venezuela y expresidente de la empresa estatal Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Luis Motta Domínguez, reemplazado por Maduro en medio de los apagones que colapsaron al país en marzo.

Motta Domínguez enfrenta siete cargos de lavado de dinero y uno de asociación delictuosa para lavar dinero, dijo la fiscal federal en Miami, Ariana Fajardo Orshan, en un comunicado.

EE UU también sancionó a Eustoquio José Lugo Gómez, exfuncionario de Corpoelec y actual viceministro de Finanzas, Inversión y Alianzas Estratégicas del ministerio de Energía Eléctrica.

“Estas personas han estado involucradas en corrupción rampante”, dijo el Departamento de Estado, atribuyendo a ambos directa responsabilidad en el deterioro y fallo del sistema eléctrico venezolano.

Según afirmó en un comunicado, los venezolanos han sufrido más de 23.860 cortes de electricidad este año por “corrupción y mala gestión” de Maduro y sus funcionarios.

Motta y Lugo fueron señalados además por el Departamento de Justicia estadounidense de conspirar con otros para lavar ganancias obtenidas a través de un esquema de sobornos utilizando bancos en el sur del estado de Florida.

De acuerdo con la acusación formal, Motta y Lugo otorgaron a tres empresas con sede Florida más de 60 millones de dólares en contratos de compra con Corpoelec a cambio de sobornos que les fueron pagados a ellos o para su beneficio.

Lugo fue director de adquisiciones de Corpoelec.

Las autoridades dijeron que ninguno de los exfuncionarios está bajo custodia de Estados Unidos. Se desconocía el jueves si tenían abogados que los representaran en Estados Unidos.

Las tres compañías de Florida son Oriental Trading Corp., Search Trading y Headline, según documentos judiciales. Los contratos fueron por compras de montacargas, transformadores, generadores y focos.

El Gobierno venezolano culpó a Estados Unidos de los apagones, y afirmó que había saboteado la presa más grande del país. Sin embargo, expertos dijeron que lo más probable es que los apagones se hayan debido a años de descuido combinados con incendios atizados por vientos de temporada que afectaron las líneas de transmisión.

Los otros dos hombres implicados con Motta y Lugo se declararon el lunes culpables de cargos de corrupción, dijeron el jueves los fiscales. El venezolano Jesús Ramón Veroes, de 69 años, y Luis Alberto Chacín, de 54 años, de Miami, admitieron haber cometido asociación delictuosa para pagar sobornos a cambio de contratos con Corpoelec.

Fuente: Panorama
(Visitas 16 Fecha, 3 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins