5 señales que indican que eres una mujer mala cama

Si has tenido relaciones sexuales casi seguro que te habrás parado a pensar si eres buena en la cama o cuáles son aquellos aspectos que podrías mejorar. Teniendo en cuenta que cada persona se excitará frente a distintos estímulos, te revelamos las 5 señales de que eres mala en la cama.

Nunca tomas la iniciativa

A los hombres les gustan las mujeres que toman el control. Si quieres dejarlo feliz, no le dejes todo el trabajo a él y, de vez en cuando, agarra las riendas de la situación: bésalo cuando menos lo espera, sácale la ropa, dalo vuelta y practica la posición de “mujer arriba”. Pero… ¡cuidado! Muchas veces también quieren ser ellos los que mandan.

Todo te da vergüenza

¿Eres de las que se inhiben cuando las ven desnudas? En pleno acto, estás pensando en la celulitis, los rollitos, los kilos de más… Y siempre preferís tener sexo con la luz apagada. Si es así, tenemos una mala noticia: estas inhibiciones te convierten en una amante para el olvido. ¡Deja de taparte! La clave es tenerte confianza, y demostrárselo.

No dices lo que te gusta

A tu hombre le encanta saber qué cosas te excitan, dónde te gusta que te toque y cómo preferís que te bese. Si no lo sabes, o no sabes guiarlo, es posible que él se sienta frustrado. Para conocerte mejor, te recomendamos que te autoestimules y empieces a disfrutar solita. Una vez que sepas lo que te genera placer, empieza a guiarlo.

Nunca pruebas cosas nuevas

Todo hombre valora a una mujer que se esfuerza por evitar lo rutinario. ¡Nada peor que estar con alguien que siempre hace lo mismo, a la misma hora, de la misma manera! El entusiasmo y las ganas de innovar son claves para subir al podio de las buenas amantes. Para lograrlo, cambia los días, los horarios y los lugares donde tienen relaciones. Innova en las posiciones sexuales. Usa lencería hot, cosmética erótica (como aceites y lubricantes) y, por qué no, anímate a sorprenderlo con algún juguete sexual.

Te quedas callada

No hace falta despertar a los vecinos ni parecer una actriz porno, pero un par de gemidos y alguna palabra subida de tono nunca están de más. Deja que tu placer se exprese. Dile cosas, muéstrale cuánto gozas a su lado. Hablale sucio: amará escuchar lo que te sucede durante el sexo.

Fuente: Clarín

(Visitas 53 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins