Rusia niega haber pedido a Maduro que se quedara en Venezuela

La Administración de Vladímir Putin ha negado este miércoles que Nicolás Maduro estuviera preparándose para salir de Venezuela hasta que Rusia le persuadió de que no lo hiciera, como aseguró este martes el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo.

Moscú, uno de los principales apoyos del régimen de Maduro y segundo acreedor del país después de China, ha acusado a Washington de usar “falsedades” en una guerra informativa para desalentar al Ejército venezolano y ha cargado contra las “interferencias” estadounidenses en el país latinoamericano.

Más “pasos agresivos” de la Administración Trump en Venezuela pueden derivar en “consecuencia más serias”, ha advertido el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, a su homólogo Pompeo, que ha llegado a decir que la intervención militar “es una posibilidad”.

“Washington está haciendo todo lo posible por desmoralizar al Ejército venezolano y ahora usó falsedades [sobre los supuestos preparativos para huir de Maduro] como parte de la guerra de información”, ha criticado la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, en una conversación con la CNN.
El martes a última hora, cuando quedó claro que los intentos del autoproclamado presidente interino de Venezuela Juan Guaidó y del opositor Leopoldo López para forzar a Maduro a abandonar el poder no tendrían éxito inmediato, Pompeo aseguró a esa misma cadena que Rusia había desempeñado un papel destacado animando a Maduro a no ceder. Oficiales venezolanos fieles al régimen chavista también han negado que el líder venezolano tuviese planes de huir hacia Cuba.

“Él [Maduro] tenía un avión en la pista, estaba listo para partir esta mañana, tal como lo entendemos, y los rusos indicaron que debía quedarse”, dijo Pompeo a CNN. “Se dirigía a La Habana”, añadió.

Moscú, que no menciona a Maduro en sus últimas declaraciones, acusa a Washington de alimentar a la oposición venezolana y ha afirmado que el movimiento de Guaidó y López es un golpe de Estado tras el que está Estados Unidos.

Este miércoles, en una conversación telefónica sobre el país latinoamericano —iniciativa de EE UU, ha precisado Rusia— Lavrov ha exigido a Pompeo que dé marcha atrás. “La interferencia de Washington en los asuntos internos de un Estado soberano, la amenaza contra su liderazgo, es una grave violación del derecho internacional”, ha dicho, según la nota hecha pública por su Gabinete.

 

Fuente: Reuters

(Visitas 19 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins