La controvertida moda del Sexo Unicornio

El unicornio es un ser mitológico, un caballo con un cuerno y precioso pelaje. Al pensar en ellos los imaginamos perfectos, llenos de magia, incapaces de existir en esta realidad.

Por eso, cuando algo nos resulta demasiado bueno para ser cierto decimos que ese algo es un unicornio. Un término que no es nuevo pero que últimamente se ha hecho popular por entrar en el terreno sexual, donde se ha empezado a utilizar para designar a las personas capaces de pertenecer a un trío con una pareja previamente formada y no traer problemas ni tener exigencias emocionales, es decir, que busquen en esa relación únicamente placer sexual.

Normalmente, cuando se usa el término unicornio se hace en referencia a una mujer o un hombre bisexual, ya que son ellos los que más interesan a las parejas que buscan una tercera persona para su relación, aunque esto no significa que no haya unicornios de más tipos como pueden ser mujeres y hombres homosexuales o heterosexuales.

La razón de que estas personas sean en su mayoría bisexuales es que las parejas buscan a alguien que tenga interés en las dos partes, no solo en una. De todas formas, es cada pareja quien debe discutir sus propios términos al querer incluir una tercera persona y decidir si quieren tener sexo entre los tres o solo entre dos. Además, esto no solo se aplica a las relaciones sexuales, sino a todas las condiciones que se pongan al incluir a otra persona en la relación.

Características del sexo unicornio:

Partiendo de que cada relación tiene sus propios términos y condiciones, las descritas a continuación son las más comunes:

Es muy importante acordar y establecer las reglas y límites del trío desde el primer encuentro, para que cada cual tenga claro su rol en la relación.

Si se acuerda que el unicornio va a relacionarse con los dos miembros de la pareja, se le pide que lo haga equitativamente, no que se decante por uno ni que se excluya a nadie, además, normalmente las relaciones se tienen en conjunto.

Se presupone que el unicornio no tiene más relaciones que aquella que mantiene con la pareja con la que se relaciona, es decir, hay un acuerdo de exclusividad.

La pareja original es la que decide cuando acabar con la relación y el unicornio tiene que aceptarlo sin pegas, ya que se supone que no debe entablar lazos emocionales.

Fuente: Los Replicantes

(Visitas 40 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins