Abren las urnas para las elecciones presidenciales en Panamá

Panamá celebra este domingo sus sextas elecciones generales tras la invasión estadounidense de 1989, unos comicios con resultado incierto debido a la irrupción de un candidato independiente entre los favoritos, en medio del creciente rechazo ciudadano a los partidos tradicionales y a la corrupción.

Las urnas abrieron a las 12H00 GMT para que 2,7 millones de panameños elijan el sucesor del presidente Juan Carlos Varela, con baja popularidad producto de la desaceleración económica, la sensación de corrupción y la crisis de sectores como la salud pública y la justicia.

También se eligen los 71 diputados de la Asamblea Nacional, 81 alcaldes y otros 700 cargos locales.

De los llamados a votar poco más de la mitad pertenecen a partidos políticos, mientras que casi un 50% tiene menos de 40 años.

Siete candidatos aspiran a la presidencia, aunque las encuestas dan como favoritos a los opositores Laurentino Cortizo (Partido Revolucionario Democrático, socialdemócrata), Rómulo Roux (Cambio Democrático, derecha) y al independiente Ricardo Lombana.

En un sondeo del instituto español GAD3, publicado el jueves por el diario La Prensa, Cortizo ostenta la mayor intención de voto (36,1%), seguido de Roux (26,2%) y Lombana (19,6%), en una encuesta con 10,6% de indecisos y un margen de error de 2,9%.

Las personas pueden cambiar de opinión y una encuesta no es una bola de cristal sino una medición de la intención de voto en un momento determinado“, dijo a AFP Rita Vásquez, directora de La Prensa.

Los indecisos “pueden influenciar la balanza de un lado o del otro, una sorpresa no puede descartarse nunca”, añadió.

“Hay un segmento importante de la población que no está vinculada con partidos políticos ni es leal a ninguna opción partidaria, este segmento volátil puede volcarse hacia una u otra opción y alterar el final”, señaló también Enoch Adames, excoordinador académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Desde la invasión estadounidense para derrocar al exdictador Manuel Antonio Noriega, esta ha sido la campaña electoral más aburrida, según destacan analistas.

La ausencia de un debate entre partidos, la mayoría muy parecidos ideológicamente, y el perfil de los candidatos tampoco ha ayudado a calentar el ambiente.

Sea quien sea el futuro president, nada indica que Panamá, con un Canal por donde pasa el 5% del comercio marítimo mundial, vaya a realizar cambios en su sistema político o económico.

Tampoco en su relación con Estados Unidos, su principal socio comercial y aliado, pese al acercamiento del país centroamericano con China.

Fuete: Infobae

 

(Visitas 5 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins