Tensión entre Trump y Duque podría enfriar agenda política en Venezuela

Las diferencias surgidas entre el gobierno de Colombia y Estados Unidos, a raíz de que el presidente norteamericano Donald Trump cuestinara a Iván Duque por no “hacer nada para combatir el narcotráfico hacia su país”, podrían poner en riesgo la salida a la crisis en Venezuela y la caída definitiva del gobierno de Maduro.

Ambos países han sido claves en la presión internacional contra el régimen chavista, a través de acciones y estrategias con la oposición venezolana, lo que abrió una esperanza para los venezolanos que padecen a diario la situación crítica del país.

Al estar en conflicto ambos países por el tema del tráfico ilícito de drogas, la salida al gobierno de Maduro se hace más difícil e impredecible, debido a que los esfuerzos políticos podrían dispersarse  y centrarse en otros asuntos que dejarían el tema Venezuela en un segundo plano.

Durante una visita al estado de Florida el pasado viernes 29 de marzo, Trump expresó: “Les digo algo sobre Colombia: el nuevo presidente de Colombia (…) lo he recibido en la Casa Blanca, y me dijo que iba a frenar las drogas, pero hay más drogas que salen de Colombia que antes de que él fuese presidente. Así que no ha hecho nada por nosotros”.

 

Frente a esto, la Cancillería colombiana respondió que “el gobierno del presidente Iván Duque viene enfrentando con toda firmeza y contundencia el problema mundial de las drogas ilícitas y las amenazas que plantea para la integridad institucional, el desarrollo económico sostenible y el progreso social de todos los colombianos”.

Después de estas declaraciones, el gobierno de Colombia y el gobierno de los EE.UU. han mermado la ayuda hacia Venezuela, pues para poder avanzar en la salida de Nicolás Maduro, Colombia debe resolver el tráfico ilícito de drogas, uno de los principales temas que afecta la gestión de gobierno del líder norteamericano.

De acuerdo a cifras del Departamento de Estado de Estados Unidos, se han sembrado más de 209.000 hectáreas de hoja de coca en el último año, una muy cifra superior a la de la época de Pablo Escobar.

La Organización de Naciones Unidas presentó un informe el pasado mes de marzo en el que expresó su preocupación porque en Colombia se alcanzó “un máximo histórico” en cultivos de coca y fabricación de cocaína entre 2013 y 2017.

Se espera que esta situación de tensión pueda pueda dirimirse rápidamente para que ambos gobiernos puedan seguir contribuyendo a un cambio político en Venezuela.

Redacción LB

(Visitas 50 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins