Quemaron al Judas por los servicios públicos

Cada Domingo de Resurrección es frecuente que en algunos sitios de Venezuela y especialmente en los sectores populares de las distintas ciudades, la tradicional Quema de Judas.

En Caracas, esto se realizó, en El Paraíso, El Cementerio, La Candelaria, Chacao, Los Ruices, Catia entre otras zonas del área metropolitana.
La inspiración original es recordar la traición de Judas a Cristo, y emblemáticamente en nuestro país, alude a la traición de personajes escogido para ser el Judas, a su pueblo, comunidad o hasta el país.
Este año, la quema de Judas fue dedicada a personajes políticos y a las carencias de los servicios públicos en las comunidades.
Muestra de ello, es lo que realizó la Asociación Civil Judas del Cementerio, este año, lo dedicaron a los apagones y a la falta de agua. El año pasado lo dedicaron al “no hay” elemento que afecta todos los habitantes en la carencia de medicamentos.
Sobre esta tradición, Romel Martínez, vicepresidente de esta Asociación, explicó que esta tradición en El Cementerio “fue fundada en 1941 por la familia Loaiza. Después de la procesión del Nazareno, este es el acto más importante. Sirve esta quema de Judas, como llamado de protesta y reflexión”.
Esperan que sea declarado Patrimonio Cultural Municipal de Caracas.
En Chacao, un grupo de estudiantes de medicina, quemaron este año, un muñeco que representa la falta de medicamentos. La vocero de la actividad, Hilda Rubi expresó “este muñeco representa que lamentablemente muere un venezolano por el simple hecho de que no hay medicamentos, ni hay insumos”.
Por su parte, el Frente en Defensa del Norte de Caracas, en la Candelaria, decidió un monigote de cuatro cabezas con las figuras políticas.
Judas sin quemar
210419
Foto: Luis Morillo
El “Judas” es un muñeco elaborado con telas, ropas viejas y trapos, relleno con fuegos artificiales que colaboran los participantes de la quema de cada comunidad, estos fuegos artificiales son explotados una vez que el Judas es ahorcado y se quema.
Muchos de las personas solicitan colaboración para colocar las indumentarias del muñeco.
Antes de ser quemado debe recorrer las calles de la comunidad para que todos sus habitantes tengan conocimiento de sus faltas y de su castigo, una vez cumplido este recorrido y leído su testamento, el Judas se sube a un árbol o poste de luz y posteriormente quemado.
Fuente: El Universal
(Visitas 3 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins