Los chalecos amarillos vuelven a salir a las calles de París

Los ‘chalecos amarillos’ cumplen 24 semanas consecutivas de protestas. La nueva manifestación llega luego de la conferencia de prensa del presidente francés, Emmanuel Macron, donde anunció una serie de medidas importantes.

Macron ha anunciado una bajada «significativa» de impuestos sin especificar aún cómo va a concretarse, aunque apuntando a todas las franjas del impuesto sobre la renta. A sabiendas del recelo con el que los jubilados miran su figura y el protagonismo que han tomado dentro del movimiento de los «chalecos», el inquilino del Elíseo ha querido tener un gesto significativo y en esta ocasión precisó: las pensiones de menos de 2.000 euros se indexarán a la inflación a partir de 2020, y todas las demás a partir de 2021.

Pero al mismo tiempo, Macron reforzó su intención de continuar las reformas, con el objetivo de reducir la tasa de paro al 7% antes de 2022, y rechazó algunas de las principales medidas reclamadas por los «chalecos», empezando por reintroducir el criticado suspendido impuesto sobre la fortuna (ISF), algo que volvió a descartar. Un ejercicio de cantos de reconciliación aderezados con citas de firmeza.

Francia vive desde mediados de noviembre de 2018 una oleada de movilizaciones de los llamados ‘chalecos amarillos’, el movimiento contestatario que ha puesto contra las cuerdas a Macron.

Los manifestantes, que visten prendas fluorescentes, protestaban en un principio por el alza en los precios de los combustibles y los impuestos, pero luego sus reivindicaciones se extendieron a otras demandas sociales y políticas, exigen incluso la dimisión del presidente francés.

Con informacion de Agencias

(Visitas 6 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins