Lo que sucedió con la periodista Amanda Umek

En horas de la noche del pasado lunes, el esposo de la periodista digital Amanda Umek, Raniero Pedroza, denunció a través de las redes sociales que su esposa se encontraba desaparecida desde la tarde del domingo, cuando salió de su residencia en Caracas.

El joven pidió a través de las redes sociales ayuda para denunciar su caso, asegurando que Umek había recibido amenazas tras la publicación de un video del presidente de la Casa del Artista, Roberto Miessuti, en un yate en Los Juanes, costa del Parque Nacional Morrocoy, relajándose en medio del mega apagón nacional que afectó severamente a todos los venezolanos.

Pedroza  publicó un print de pantalla con las supuestas amenazas, a las que se sumaron también periodistas venezolanos, extranjeros, y distintos influencers, incluso el propio secretario general de la OEA, José Luis Almagro.

 

Conmocionados ante un posible caso de desaparición forzada, el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa emitió el alerta tras haberse comunicado con Raniero Pedroza, quien sostuvo la versión.

Poco después, Amanda Umek se volvió tendencia en la red social Twitter, temiendo que se tratara de un caso más de abuso a la prensa en Venezuela, a pocos días de haberse suscitados casos tan emblemáticos como el de Luis Carlos Díaz, quien fue detenido días atrás por un video que explicaba el blackout informativo durante un apagón eléctrico.

Paralelamente la periodista Ángela Vera alertó que se había comunicado con el entorno de Amanda Umek, quienes le informaron que la periodista tenía planes de irse a Estados Unidos por México, ya que no tenía VISA y que incluso se habían retirado de un chat grupal al mediodía del lunes. Su entorno también sospechaban de un hecho simulado.

Vera publicó esta información en Twitter y el esposo de la supuesta víctima confirmó a Carla Angola que Amanda Umek ya “había aparecido” y que se encontraba en México.

Indignados por la presunta simulación, el secretario del SNTP, Marco Ruiz, publicó un video donde ratificó que el gremio siguió los protocolos para emitir el alerta, lamentó que se use la actual coyuntura para generar falsas matrices en beneficio propio y pidió disculpas.

Casos como el de Umek vulneran la veracidad informativa y ponen en alerta al gremio periodístico sobre la pericia necesaria a la hora de publicar casos de desapariciones forzadas sin tener evidencias creíbles.

Umek no sólo logró la difusión en masa de una noticia falsa, sino que además puso en entredicho la seriedad del secretario general de la OEA, quien solidario con la prensa venezolana, alertó al mundo sobre su caso.

Hasta el momento Amanda Umek no ha dado la explicación alguna al país y a la comunidad internacional sobre su caso.

Con información de Agencias

(Visitas 75 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins