Trump critica ante los conservadores las tendencias “socialistas” de los demócratas

El presidente Donald Trump alertó este sábado contra las tendencias socialistas de sus rivales demócratas, durante la gran cita anual de la derecha estadounidense, tras una semana marcada por el fracaso de la cumbre con Corea del Norte y la comparecencia de su exabogado ante el Congreso.

El multimillonario republicano fue recibido triunfalmente en el escenario de la Conferencia de Acción Política Conservadora, o CPAC, celebrada en las afueras de Washington.

Trump pronunció uno de sus discursos más largos desde que entró en la campaña presidencial en 2015, pero no mencionó ni una sola vez a su exabogado y ex hombre de confianza Michael Cohen, que lo describió el miércoles ante el Congreso como un mentiroso, un tramposo y un racista.

Tampoco le dedicó mucho tiempo al otro tema candente de su semana: la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, sobre el programa nuclear de Pyongyang, considerada como un fracaso.

El presidente calificó el encuentro con Kim en Vietnam de “muy productivo” y quitó hierro al hecho de que terminara de forma prematura sin la declaración común prevista inicialmente.

 

 

Socialismo contra libertad 

Retomando uno de los temas favoritos de los republicanos en los últimos tiempos, el mandatario agitó la amenaza del socialismo, convertido en una tendencia muy popular entre los candidatos a la investidura demócrata para las presidenciales del próximo año.

Según Trump, el “Green New Deal”, una plataforma ultra progresista para combatir el cambio climático, “destruiría totalmente la economía estadounidense” si se aplicara.

Respecto a los proyectos a favor de una cobertura sanitaria universal promovidos por varios candidatos demócratas, Trump dijo que provocarían “inmensas subidas de impuestos”.

“El futuro no pertenece a quienes creen en el socialismo”, declaró. “Pertenece a quienes creen en la libertad (…) Estados Unidos nunca será un país socialista (…) Creemos en el sueño americano, no en la pesadilla socialista”, prosiguió.

El discurso de Trump se produjo al mismo tiempo que Bernie Sanders, precandidato demócrata que se define como “socialista democrático”, realizaba su primer acto de campaña en Nueva York con un discurso centrado en atacar al presidente republicano (“el más peligroso de la historia moderna de Estados Unidos”, dijo) y en proponer un programa de gobierno claramente progresista.

Trump se alegró de que el socialismo esté de moda entre los candidatos demócratas, al considerar que eso aumentará sus posibilidades de ser reelegido en 2020.

Fuente: AFP

 

(Visitas 5 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins