Cúcuta entra en crisis tras cierre de frontera con Venezuela

Tras casi dos semanas del cierre fronterizo, el balance en Cúcuta es negativo: la ciudad capital del departamento del Norte de Santander (noreste), actualmente presenta una crisis en su actividad económica tras cumplirse doce días del cierre de frontera con Venezuela.

De acuerdo a datos de la Federación de Comerciantes del Norte de Santander, el comercio en esa zona ha disminuido en un 40 por ciento, mientras que el envío de remesas ha caído en un 90 por ciento.

El flujo de personas que registraba diariamente Migración Colombia por esta zona limítrofe, generaba una demanda promedio de 2.200 clientes en cada uno de estos establecimientos, quienes cruzaban el eje divisorio para comprar productos de la canasta familiar y elementos de aseo.

“Hay una gran preocupación entre los gremios porque se tenía un mercado de más de 35.000 compradores que mucho o poco mantenían una estabilidad en ventas. Por eso la recuperación de la economía, entre noviembre y diciembre, fue especial y no la veíamos desde 2015. Lo mejor para la región es que el Gobierno Nacional no tome la decisión de cerrar la frontera”, criticó César Rojas, alcalde de la ciudad.

De acuerdo con la Asociación de Supermercados Independiente de Cúcuta (Asicuc), cerca de los puentes internacionales Simón Bolívar – entre Villa del Rosario y San Antonio- y Francisco de Paula Santander –entre Cúcuta y Ureña-, hay un promedio de 700 locales comerciales que permanecen cerrados ante la falta de compradores.

Asimismo, las transacciones en la mayoría de las 260 casas de cambio, existentes en esta zona de frontera, han sufrido una reducción del 40 por ciento, mientras que los transportadores de carga

“Es indudable que nuestro mercado natural sigue siendo Venezuela. Sin embargo, cuando ocurren estas situaciones el impacto es inmediato, con pocas salidas, pues no tenemos un mercado alterno”, explicó Juan Fernando González Campo, presidente de la junta directiva de Asociación de Profesionales del Cambio de Norte de Santander (Asocambios).

Si el cierre se llegara a prolongar, este líder gremial vaticina que sus asociados se verían en la obligación de hacer más recortes que pondrían en riesgo los cerca de 1.000 empleados directos, generados por cuenta de esta actividad comercial.

Por su parte, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) hizo un llamado al presidente Iván Duque para que declare una emergencia en la zona y permita responder ante las graves problemáticas presentes en Cúcuta.

El pasado 22 de febrero Venezuela anunció el cierre de la frontera con Colombia tras los hechos de violencia suscitados por el intento de ingreso de ayuda humanitaria desde el vecino país.

Con información de El Comercio

(Visitas 55 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins