Oposición y Chavismo marcharán este 23 de enero en todo el país

Seguidores de la oposición y del chavismo de Venezuela volverán el miércoles a medir sus fuerzas en las calles, en un ambiente caldeado tras la fugaz sublevación de 27 militares -posteriormente detenidos- que desconocieron al presidente Nicolás Maduro.

“Tenemos una cita histórica con nuestro país, con el futuro de nuestros hijos. Militar venezolano, mañana tenemos una cita histórica con el pueblo”, rogó Juan Guaidó, jefe del Parlamento, al convocar a la marcha.

Estados Unidos dio su apoyo a las movilizaciones opositoras. “Seguiremos con ustedes hasta que se restaure la democracia y recuperen su derecho a la libertad”, expresó el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en un video publicado en su cuenta de Twitter.

En respuesta, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, acusó a Pence de haber ordenado a los sublevados entregar armas a activistas de Voluntad Popular, partido de Guaidó y del encarcelado líder Leopoldo López, para provocar “heridos y muertes en la manifestación”.

Mientras que el presidente de la república señaló a Mike Pence por promover un golpe de Estado, y ordenó a la Cancillería iniciar “una revisión total de las relaciones” con Estados Unidos.

“La violencia se la dejamos a otros, mañana es reencontrarnos como pueblo, hablarle al mundo de los pasos que vamos a tomar para que cese la usurpación, lograr un gobierno de transición y una elección libre”, explicó Guaidó.

Al llamar también al chavismo a marchar, Nicolás Maduro pidió la “máxima movilización popular para defender la patria”. “¡Mujeres a la calle!, ¡hombres a la calle!, ¡poder popular a la calle!, al combate, (…) a defender la paz”, dijo.

El senador estadounidense Marco Rubio lanzó una advertencia al Servicio de Inteligencia venezolano (Sebin), llamándolos a reconsiderar cualquier plan previsto para el miércoles: “Están a punto de cruzar una línea y desatar una respuesta para la cual, créanme, no están preparados. Todavía están a tiempo de evitar esto”.

Será el primer gran pulso callejero tras las protestas que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio de 2017, en medio de la peor crisis en la historia moderna del país petrolero, con escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para 2019

Fuente: El Universal
(Visitas 10 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins