Por qué un hombre casado jamás deja a su esposa para casarse con la amante

A lo largo de todos los tiempos y en la sociedad actual, la amante nunca ha sido bien vista, ya que son mujeres que se involucran con hombres que ya están comprometidos sentimentalmente con otra persona. Ante ello, siempre estará el debate si ella es “culpable” o la persona que ya está comprometida.

Como quiera que sea, la mayoría de las veces, los infieles optan por llevar una “doble vida”, pues casarse con sus amantes no es uno de los planes de vida que consideren llevar a cabo algún día. Tal vez por la carga social que esto implica o simplemente porque se sienten más cómodos de esa manera.

¿Pero cuál será la verdadera razón por la que los hombres prefieren permanecer en matrimonio con su pareja “oficial” en lugar de unir su vida en matrimonio con la amante?

La verdad es que no es una pregunta fácil de responder pero llama mucho la atención, ya que muchas mujeres viven con la esperanza de que ese hombre, algún día, enfrente a su pareja dándole a conocer que siente algo más por otra persona (o sea, ella).

Para un hombre casado las necesidades de su familia (esposa e hijos) siempre estarán en un primer plano. No importa el tipo de relación que tenga con ellos, la realidad es que por mejor amante que sea, para él, su familia siempre será lo más importante.

Otro de los aspectos más importantes es el rango social, pues “la otra” nunca será bien vista por nadie y casi ningún hombre será capaz de presentar a su amante a sus familiares o amigos (aunque estos no tengan idea del tipo de relación que los dos tengan).

No obstante, muchas mujeres (o incluso ellos), pueden llegar a enamorarse de la persona, ya que el vínculo sentimental se fortalece día con día, pues en algunas ocasiones, sus encuentros no solo se basan en lo sexual, sino que se comprenden, se guían, se escuchan.

Pero también hay otro tipo de amante, aquel que es un mentiroso e ilusiona a una otra y otra mujer, un “Don Juan” de primera, y esos son los más ágiles para engañar a la mujer que se le ponga enfrente.

Muchas mujeres (amantes), han llegado a tener un papel importante en la vida de ciertos hombres, que han adquirido cosas materiales como departamentos, coches, ropa, viajes. Los hombres, ceden, hasta cierto punto, por miedo a que ellas los descubran.

Kristen Houghton, especialista norteamericana en múltiples temas femeninos, aseguró que cuando una mujer acepta el rol de amante de un hombre casado en 95% de los casos está apostando a una relación en la que perderá en todos los sentidos.

Evidentemente, siempre hay excepciones y han existido casos en los que los hombres llegan a dejar a sus familias porque se han enamorado de otra mujer. No obstante, la mayoría de las veces, no sucede de esa manera.

Fuente: Soy Carmín

(Visitas 101 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins