Rusia instalará una base militar en la isla venezolana de La Orchila

La agencia de noticia rusa TASS reveló que Rusia tiene planes de establecer una base militar en Venezuela, específicamente en la isla de La Orchila. Moscú había considerado esta posibilidad hasta 2008, pero parece que debido a los acuerdos entre el presidente Vladimir Putin y el gobernante Nicolás Maduro, ya sería una realidad.

De acuerdo a los datos de la agencia -que recogió el Daily Mail, Rusia podrá “desplegar” sus bombarderos Tupolev Tu-160, conocidos también como los “cisnes blancos”, luego de que Maduro termine de dar su visto bueno. La presencia de los euroasiáticos en el Caribe representaría la presencia semipermanente de uno de los equipos militares de ese país en la región americana, luego de la crisis de los misiles en 1962 en Cuba.

Sin embargo, las leyes venezolanas prohíben que se establezcan bases militares permanentes dentro de su territorio, aunque según el Coronel ruso Shamil Gareyev, el despliegue de aviones supersónicos sería de forma “temporal”. De igual forma considera que es “la idea correcta” el incluir a nuestro país en “misiones de largo alcance”.

Según Gareyev, el establecer una base en La Orchila permitiría a los aviones rusos poder reabastecerse de combustible mientras “hacen patrulla” en la región y no regresarse al país. ‘Nuestros aviones Tu-160 llegan a su base en Venezuela, realizan vuelos, ejecutan sus misiones y luego son reemplazados en forma rotativa. Así es como debería de hacerse”, expresó.

El 10 de diciembre, el ministerio de Defensa de Rusia informó que aviones rusos, incluidos dos bombarderos estratégicos T-160, capaces de llevar bombas nucleares, arribaron a Venezuela por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía y fueron recibidos por el titular de la cartera de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López.

Al suceder el aterrizaje, el portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, Robert Manning, rechazó esta cooperación entre Rusia y Venezuela, mientras que la comparó con los esfuerzos que hace su país para atenuar la crisis venezolana. “El enfoque de EE.UU. hacía la región difiere del enfoque de Rusia. En medio de la tragedia, Rusia envía bombarderos a Venezuela y nosotros mandamos un buque hospital”, dijo.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, manifestó que el gasto realizado para realizar la operación “dilapidaba los recursos” de ambas naciones, mientras sus ciudadanos padecen de hambre y afecciones de salud. Además, calificó de corruptos a los gobiernos de ambas naciones.

Esto provocó la respuesta del Kremlin por intermedio del portavoz de la presidencia de Rusia, Dmitri Peskov, quien rechazó esas declaraciones al decir que las mismas son inadecuadas y “muy poco diplomáticas”.

Tras la presión de EEUU, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, informó que los bombarderos Tu-160 dejarían el viernes 14 tierras venezolanas para retornar a Moscú, como en efecto ocurrió.

Ante la acusación de que podrían haber traído a Venezuela armas nucleares en los “Cisnes blancos”, el gobierno de Rusia aseguró que los dos aviones bombarderos que estuvieron el territorio venezolanos por al menos cuatro día, no las portaban. A través de un comunicado, el ministerio de Asuntos Exteriores ruso señaló que su país “cumple plenamente con sus obligaciones del Protocolo II anexos al Tratado de prohibición de armas nucleares en América Latina, que refrenda garantías que excluyen el uso o amenaza con armas nucleares por Rusia contra un Estado de la región”.

Fuente: El Carabobeño

(Visitas 101 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins