ZULIA | Diluido el salario mínimo en medio kilo de aceitunas

Como hormiguitas, de poco en poco van comprando los zulianos, según “permita” la billetera, los ingredientes para la cena navideña, en su intento por reducir el impacto que ello implica al presupuesto familiar y el salario en tiempos de hiperinflación.

Desde ahora, faltando poco más de un mes para la cena, los precios asombran. Medio kilo de aceitunas llega a marcar 1.850 bolívares soberanos (BsS) en supermercados. En mercados populares, unos cien soberanos menos.

Las alcaparras se venden a BsS 2.500 por kilogramo, mientras que el kilo de pasitas y el de ciruelas pasas llegaron a los 3.000 bolívares. Los refrescos de dos litros rondan 390 y 460 soberanos en tiendas y abastos.

El bijao ya hizo su aparición en el mercadoy marca su precio en  BsS 300. El pabilo, indispensable para amarrar las hojas, se ve desde 100 bolívares.

Así, el anhelo por mantener la tradición se ve lejano, pero no imposible para Janina Castellano, del sector Veritas, quien  hacía sus compras habituales, junto a su hermana, en el mercado Santa Rosalía, en el centro de Maracaibo.

“No tengo nada comprado aún pero apenas me caiga un dinerito comienzo a comprar lo que pueda”, apuntó la sexagenaria, quien resaltó que hará lo posible para que este año no falte en su mesa el buen sabor de las hallacas.

A pocos metros de ella, Melvin Sotolungo, de San Francisco, celebró haber tachado cada uno de los elementos para preparar los  platos decembrinos. La ardua tarea la inició desde agosto.

La lista completa la terminó de tachar el  sábado pasado, con la compra de un paquete de bijao, aseguró. “Desde ajo hasta alcaparras, aceitunas, encurtidos, mostaza, mayonesa e incluso dos perniles tengo ya en casa, tuve que comprarlo todo con anticipación porque de otro modo no lo hubiese logrado”, dijo, en tono agridulce, Sotolungo.

En la zona sur, los sanfranciscanos van comprando graneados los ingredientes. En supermercados, se ven añadiendo al carrito uno que otro frasco de más. Mostaza, mayonesa, encurtidos y algunas especias se  sumaban a las compras usuales.

Con  menos furor, entre miradas y tímidas preguntas se paseaban contados marabinos en el  Callejón de los Pobres, en un intento por rescatar los habituales estrenos decembrinos.

“Las ventas no se han movido mucho, no se comparan ni siquiera al año pasado”, apuntó una comerciante, mientras dejaba colar su desesperanza.

Pantalones para niños desde 2.800 y hasta en 4.000 soberanos, franelitas a partir de BsS 800 y  conjuntos infantiles rozaban los 2 mil bolívares.
Para los damas, jeans desde

BsS 3.000, blusas en 1.500 y hasta en tres mil soberanos, mientras que para  caballeros las camisas marcaban costos de 2.200 bolívares en adelante. Pantalones y jean masculinos sobrepasan ya los 4.000 soberanos.

Fuente: Panorama

(Visitas 21 Fecha, 5 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins