Venezuela llega a arreglo con Crystallex para proteger a Citgo

Venezuela resolvió un reclamo de arbitraje de 1.200 millones de dólares para evitar que su activo más preciado en el extranjero, la unidad de refinación de Citgo Petroleum Corp en Estados Unidos, sea confiscado por un acreedor, de acuerdo a documentos judiciales canadienses.

El arreglo con Crystallex International Corp suspende la orden judicial para que la minera canadiense se haga con el control de Citgo como manera de cobrar una indemnización decidida en un fallo de arbitraje contra Venezuela, que con interés ha crecido a 1.400 millones de dólares.

Venezuela completó un pago inicial de 425 millones de dólares, en gran parte en “valores líquidos”, el 23 de noviembre, de acuerdo a una presentación en la Corte de Justicia de Ontario, donde Crystallex ha estado operando desde 2011 bajo protección de acreedores.

El país sudamericano acordó pagar el monto restante en cuotas a principios de 2021. Si Venezuela no logra acreditar antes del 10 de enero los colaterales para los pagos restantes, Crystallex puede reiniciar los procedimientos legales.

Un juez estadounidense en Delaware iba a escuchar el 20 de diciembre los argumentos para subastar a Citgo de su principal matriz, PDVSA, la compañía petrolera estatal de Venezuela. Citgo opera tres refinerías en Estados Unidos que son un destino clave de las exportaciones de crudo de Venezuela, y ha sido valuada en miles de millones de dólares.

Mientras Venezuela ha sido jaqueada por una crisis económica y por sanciones estadounidenses, y suspendió pagos de deuda por decenas de miles de millones de dólares, se ha focalizado en retener el control de Citgo. El Gobierno ha hecho pagos el mes pasado a inversores que poseen bonos garantizados por acciones de Citgo.

Crystallex y Venezuela llegaron a un arreglo el año pasado, el país sudamericano lo logró mantener el acuerdo de pago tras transferir 75 millones de dólares.

Venezuela expropió un proyecto de minería de oro de Crystallex en 2011, lo que llevó al fallo de arbitraje en 2016.

A medida que los incumplimientos de pagos de la deuda de Venezuela se han acumulado y las sanciones de Estados Unidos intentan aislar al país, los acreedores han comenzado a ir tras los activos de PDVSA en el extranjero como medio para recuperar su dinero.

ConocoPhillips dijo en octubre que recibió 345 millones de dólares en efectivo y materias primas en el tercer trimestre de parte de PDVSA, como parte de un acuerdo en cuotas para cobrar un laudo arbitral de 2.000 millones de dólares.

Fuente: Panorama

 

(Visitas 4 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins