El gobierno prepara plan de racionamiento de la gasolina

El gobierno busca bajar al mínimo el gasto de 7 millardos de dólares al año por concepto de importación de gasolina, para abastecer el mercado interno de derivados de hidrocarburos a través de un plan de racionamiento inducido del combustible, aseguraron fuentes del mercado interno que solicitaron no mencionar sus nombres.

Destacó que el carnet más el dispositivo de biopago en los surtidores de las estaciones de servicio son los mecanismos utilizados para implantar su adquisición limitada, a lo que se suma el control político sobre los tenedores del documento.

“Muchos conductores –el gobierno asegura que más de 80%– tuvieron que sacar el carnet con la promesa de un subsidio en el precio de la gasolina, pero eso solo es un paso para imponer un racionamiento abierto con volúmenes fijos preestablecidos”, advirtió otra de las fuentes.

A finales de julio, el presidente Nicolás Maduro informó que el combustible “debe venderse a precios internacionales” –todavía no ha anunciado cuáles serían las tarifas– y que se iba a un sistema de subsidio directo al precio mediante el carnet de la patria y del registro nacional automotor.

El registro, realizado en agosto, fue severamente cuestionado por la oposición debido a que la exigencia del carnet para optar al descuento del carburante es un medio ilícito de control político de la población.

Pero el objetivo principal, señalaron las fuentes, es disminuir el peso económico de la gasolina importada cuyo precio internacional está aproximadamente en 100 dólares el barril, pero el precio de venta al público en Venezuela es de 1 y 6 bolívares –del cono anterior– para la gasolina de 91 y 95 octanos, respectivamente. Petróleos de Venezuela no tiene flujo de caja para importarla por la disminución del ingreso de divisas por exportaciones petroleras, ante la continua caída de la producción de crudo a 1,2 millones de barriles diarios en septiembre.

Las fuentes alertaron que el gobierno y la politización de Pdvsa son los causantes de la alta dependencia de la gasolina importada, que debería ser producida en las refinerías nacionales, pero debido a la falta de mantenimiento e inversión operan a menos de 30% de su capacidad de 1,3 millones de barriles al día.

Fuente: El Nacional

 

 

(Visitas 29 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins