Así son las colas para comprar marihuana en Canadá tras su legalización

Canadá es desde este miércoles el segundo país del mundo, después de Uruguay, y el primero industrializado (miembro del G-7 y también del G-20) donde es legal el consumo recreativo de marihuana.

En las calles, largas filas de clientes esperaban la apertura de las tiendas donde desde este miércoles se puede comprar legalmente la marihuana.

“Estoy encantado. Me siento tan contento que no puedo dejar de sonreír”, ha declarado Ian Power a CBC News. Este joven recibió la hierba de manos de Bruce Linton, consejero delegado de Canopy Growth, el mayor productor autorizado por el Gobierno canadiense.

Según los ministros de seguridad pública, justicia, sanidad y seguridad fronteriza quienes hayan sido condenados por posesión simple podrán solicitar el perdón sin gastos administrativos. Y es que estas personas tienen problemas para encontrar un empleo o alquilar un apartamento porque el delito aparecía en sus antecedentes.

La transacción se ha realizado en un establecimiento de Tweed, filial de Canopy Growth, que ha comenzado a operar una cadena de tiendas en algunas provincias del país norteamericano.

Legalización es bien recibida

Según una encuesta realizada por la firma Abacus Data y hecha pública este lunes, el 70% de los canadienses apoya la legalización. Después de todo, el consumo de hierba en el país no es menor y desde hace décadas se da en escenarios públicos y privados.

La agencia pública de encuestas de Canadá publicó un informe a principios de este año donde se indica que 4,9 millones de personas consumieron al menos 20 gramos de cannabis en 2017. Y lo hicieron por 5.600 millones de dólares canadienses (unos 3.700 millones de euros). Solo un 10% correspondió a marihuana terapéutica, legal en Canadá desde 2001.

La legalización de la marihuana recreativa inaugura una industria de considerables dividendos en este país norteamericano. Según estimaciones de CIBC, uno de los mayores bancos canadienses, el mercado legal generará unos 6.500 millones en el primer año.

El 75% de los impuestos irá a las provincias y el 25% restante será para Ottawa. De acuerdo con el nuevo marco legal, cada gramo vendido tendrá un gravamen de un dólar o del 10% del precio de venta. El año pasado, el promedio nacional en el mercado negro era de 7 dólares. Esta mañana, en una tienda gubernamental también en Montreal, las variedades de base se pueden adquirir por 5,25 dólares, aunque existen otros precios de acuerdo con las distintas calidades.

Diversos organismos plantean que la producción legal en el primer año oscilará entre las 210 y las 300 toneladas, es decir, entre 27% y 38% del total de la demanda, calculada por el Gobierno en 773 toneladas.

Actualmente existen 188 productores autorizados en Canadá (tanto de cannabis médico como recreativo). Las cuatro grandes empresas del sector son Canopy Growth, Tilray, Aurora Cannabis y Aphria.

Fuente: El País

(Visitas 20 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins