Franklin Brito, una muerte que empaña a Luisa Ortega Díaz

La fiscal general destituida por Nicolás Maduro, Luisa Ortega Díaz, ha emprendido una ruda lucha desde el exilio contra el régimen de Nicolás Maduro y en rechazo a la grave violación a los Derechos Humanos que existe en Venezuela, especialmente contra connotados líderes de la oposición.

El caso más reciente es el de Juan Requesens, quien ha sido vejado y sometido al escarnio público desde su prisión en el Sebin, cuya detención injusta se une a la larga lista de crímenes abominables durante la gestión de Hugo Chávez y la continuidad de Maduro

Luisa Ortega, quien hoy se define como defensora de los venezolanos, no escapa de la culpa en las atrocidades del régimen chavista. Uno de los casos más sonados y desgarradores es el de Franklin Brito, productor agrícola quien murió hace exactamente ocho años (30 de agosto del 2010), luego de pasar cinco años de protesta sin ingerir alimentos, lo que le ocasionó daños irreversibles en su salud.

Brito comenzó su huelga de hambre el 7 de julio de 2005 en rechazo a la expropiación de sus tierras por parte del gobierno. El productor agrícola fue despojado por el Instituto Nacional de Tierras (Inti) de 290 hectáreas de su finca en Iguaraya, situada en el estado Bolívar, al sur de Venezuela.

En total este productor realizó 5 huelgas de hambre, siendo la última en la delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el año 2009, haciendo un llamado internacional.

Los ojos del mundo estaban puestos en este caso que se había convertido en bandera de la oposición venezolana para demostrarle a la comunidad internacional, el talante dictatorial y violatorio de los DDHH por parte del régimen.

La entonces fiscal consideró a Brito “inhabilitado desde el punto de vista médico”, con una “disminución de su capacidad”, y ordenó llevarlo, contra su voluntad, de las cercanías de la OEA al Hospital Militar, ante el grave estado de salud que presentaba.

Brito aseguró en un pronunciamiento que hizo desde el centro médico, que esa no era una medida para protegerlo sino para “apresarlo” y denunció estar secuestrado.

Luego de una larga batalla por sus tierras, el agricultor de 49 años, murió en el Hospital Militar de Caracas de un “shock séptico” que se sumó a “un paro respiratorio” derivado de la “desnutrición proteica-calórica”.

Franklin Brito es el primer venezolano que muere por huelga de hambre y tras siete años exigiendo la titularidad de su tierra, pese a las sucesivas promesas oficiales, y principalmente, la complicidad de funcionarios como Luisa Ortega, quien lejos de defender los derechos de este ciudadano, lo confinó a un encierro hostil en el mismo centro de salud publicó donde falleció dos años y medio después Hugo Chávez.

Redacción LB

 

 

(Visitas 71 Fecha, 2 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins