Fedecámaras pide al Gobierno medidas para incentivar la economía

Gran preocupación ocasiona en el sector empresarial el impacto real que tiene el incremento del salario mínimo en la estructura de costos de las empresas, así lo señaló el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, luego del Directorio Nacional del gremio empresarial.

Indicó que no se observa ningún tipo de medida por parte del Gobierno que incentive la actividad económica y la oferta de bienes y servicios.
Recordó Larrazábal que ya los empresarios han vivido situaciones similares, pero nunca de esta magnitud.
Lamentó que el gobierno tome las medidas de manera “inconsulta, sin cumplir con el diálogo social que establece la Organización Internacional del Trabajo y sin medir los verdaderos impactos en la economía nacional”.
Alertó el empresario que se está aumentando el salario de una forma significativa y se publica de manera tardía en Gaceta Oficial, cuando ya las empresas deberían estar calculando sus nóminas para el pago esta semana, lo cual complica mucho los trámites administrativos provocando retrasos.
Tampoco se mide el impacto para las empresas pequeñas medianas y grandes, ni para los productores agrícolas que tienen precios controlados.
El presidente de Fedecámaras destacó que al aumentar el salario, si éste no está amarrado a mayor productividad y actividad económica, al final eso impacta la estructura de costos que es lo que nadie quiere.
“Lamentablemente, se siguen cometiendo los errores del pasado. No se puede negar que los venezolanos necesitamos incrementar el poder adquisitivo, pero eso se corrige no aumentando el dinero circulante sino fortaleciendo el poder adquisitivo de ese dinero y en ese sentido no se observa ninguna política eficiente que vaya en esa dirección”, dijo Larrazabal.
Acotó el empresario que el impacto en las prestaciones sociales de la salarización es dramático.
Aseguró que muchas empresas no podrán pagarlo, y que se debió buscar un mecanismo transitorio en esta sinceración de los ingresos para que no aumenten los pasivos de una forma abrupta, porque eso afecta el patrimonio de las compañías.
Larrazábal señaló el gobierno está buscando por un lado aumentar la liquidez monetaria de una manera brutal, y por otro restringir la liquidez excedentaria en la banca a partir del 1° de septiembre para retenerla, tratando de que no tenga efectos hiperinflacionarios contundentes.
Fuente: El Universal
(Visitas 10 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins