Capriles con un nuevo partido busca oxígeno

En una estrategia, según expertos, para recuperarse  y agarrar oxígeno tras presiones de sectores radicales, el excandidato presidencial, Henrique Capriles, capta la atención con una tolda propia  ya  validada por el Poder Electoral bajo el nombre La Fuerza del Cambio con permiso para entrar a la contienda del 9-D.

Mientras tanto  cuatro de los principales partidos de la oposición (AD, UNT, VP y PJ) quedaron inhabilitados por  el Consejo Nacional Electoral (CNE)  para  las elecciones  de concejales municipales, de 21 organizaciones políticas validadas, solo cinco de tendencia opositora podrán participar.

Entre ellas, la tarjeta inscrita de Capriles y las que sí se anotaron en las presidenciales del pasado 20 d e mayo como como Avanzada Progresista de Henri Falcón, Copei y MAS. Ahora además se suma el partido del diputado Timoteo Zambrano, Movimiento Ciudadano por el Cambio y Lápiz de  Antonio Ecarri (hijo).

A la fecha Capriles no admite públicamente ser la cara de La Fuerza del Cambio, pero fuentes a PANORAMA de la misma oposición  señalan que “Capriles tiene un partido propio y ese es el principio de la división entre él y Primero Justicia, ya sabíamos que eso venía”, apuntaron  parlamentarios consultados, en anonimato.

Hasta Diosdado Cabello, presidente de la ANC y vicepresidente del Psuv opina que “ese partido es de Capriles, se fue de PJ, todos los saben, claro que es de él”, afirmó recientemente en su programa “Con el mazo dando”.

Horas después de que el Poder Electoral  informara  sobre las organizaciones  validadas para participar en las municipales, en las que se incluía a La Fuerza del Cambio, Capriles declaró que seguía en PJ.

“Yo estoy en Primero Justicia, mi partido el cual fui cofundador y sigo militando es el partido Primero Justicia, nos ilegalizaron pero eso no significa que dejemos de compartir la organización”, dijo en su programa radial.

Y lo más reciente al respecto fue que se preguntó: “¿Que yo me fui de Primero Justicia? ¿Eso le interesa a los venezolanos? Ese no es el tema de conversación. Allí es donde creo que hay un gran problema porque hay una desconexión absoluta entre los dirigentes y la población”.

Lo que si viene recalcando Capriles es que “en la oposición hay dos visiones: una con matices pero que cree que hay que rescatar el poder del voto en el país, y otro sector muy activo que cuando lo increpas, recibes respuestas de insultos”.

“¿Por qué yo he militado todos estos años en Primero Justicia? Porque no es un partido ni de uno ni de dos, sino que es un partido que pertenece a todos (…) Todos los partidos son necesarios (…) Hay que rescatar la política. Y todos los actores con influencia en el país deben rescatarla”, dijo hace apenas unos días.

Pero el debate ya está servido sobre la mesa y aunque los  tradicionales de la oposición siguen en “mute”, en el ambiente político nacional se asegura que Capriles consiguió una tolda.

Por ahora, ni Ramos Allup de AD, Julio Borges de PJ, Lilian Tintori  por  VP y Manuel Rosales de UNT se han pronunciado, tampoco María Corina Machado o la dirigencia que permanece en el exilio.

Del asunto, el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León opinó que prefiere “mil veces un porfiao que intenta provocar y presionar un cambio, aunque se equivoque mil veces, que un radical gritando consignas vacías de guerra, sin organización, ni estructura, ni armas, ni líder, ni confianza, ni plan”.

Para este momento, la coalición de partidos de la extinta MUD están fuera de la carrera electoral. Y en lo que va de 2018 ocho organizaciones políticas opositoras se encuentran en la lista de anulados del CNE, en las que figuran las de más trayectoria.

Fuente: Panorama

(Visitas 17 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins