Juez suspende temporalmente entrada de venezolanos a Brasil por Roraima

Un juez brasileño ordenó suspender temporalmente la entrada de venezolanos a Brasil por el estado fronterizo de Roraima hasta que haya un “equilibrio” entre el número de inmigrantes que ingresa desde Venezuela con los que salen a otras ciudades, informaron hoy fuentes oficiales.

La decisión del Juez condiciona la entrada de nuevos venezolanos a Brasil por la frontera al llamado proceso de interiorización, que es una medida del Gobierno federal mediante la cual transfiere inmigrantes desde Roraima, uno de los estados más pobres de Brasil, a otras regiones y les asegura la regularización en el país, reseñó Efe.
Hasta el momento este proceso, que tiene el apoyo de diversas agencias de las Naciones Unidas, ha trasladado a 820 inmigrantes venezolanos a ciudades como Sao Paulo, Cuiabá, Brasilia y Río de Janeiro, no obstante se estima que, por día, ingresan 500 venezolanos por la frontera de Roraima.
“Decido cautelarmente suspender la admisión y el ingreso en Brasil de inmigrantes venezolanos a partir de la ciencia de esta decisión y hasta que se alcance un equilibrio numérico con el proceso de interiorización y se creen condiciones para una acogida humanitaria en el estado de Roraima”, señaló el juez Helder Girão Barreto, de la Sala Primera de la Justicia Federal de Roraima.
La medida cautelar de Barreto responde a un recurso implementado por el Ministerio Público Federal (PMF) y la Defensoría del Pueblo de la Unión (DPU), que pedía la suspensión de un decreto emitido por ese estado fronterizo a través del cual se exige pasaporte válido para que los inmigrantes venezolanos tengan acceso a servicios como la salud y la educación.
Por eso, el juez también decidió suspender el decreto expedido el 1 de agosto por el Gobierno de Roraima, que también posibilitaba la deportación o expulsión de venezolanos involucrados en crímenes, y ordenó la vacunación obligatoria contra el sarampión de todos los inmigrantes venezolanos que se encuentren en territorio brasileño.
Aunque el juez determinó su decisión desde este domingo, hasta el momento la medida no se ha hecho efectiva debido a que las autoridades y órganos competentes aún no han sido notificados oficialmente. 
Roraima, uno de los estados más pobres de Brasil, ha recibido unos 50.000 venezolanos, un porcentaje importante de su población, que han elevado significativamente la demanda por los diferentes servicios públicos en la región.
Fuente: El Universal
(Visitas 9 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins