Senado argentino aprueba allanar residencias de Cristina Kirchner

Después de siete horas de una sesión histórica, el Senado argentino aprobó por unanimidad el pedido de allanamiento a las propiedades de Cristina Kirchner que solicitó el juez Claudio Bonadio.

Con 67 votos a favor y ninguno en contra, el Senado aprobó los allanamientos a las tres propiedades de la ex presidenta en la causa de los cuadernos de las coimas, que comenzó a investigarse luego de las revelaciones de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, mano derecho de Julio De Vido. La ex mandataria también votó a favor.

Los operativos serán en tres domicilios: el de Recoleta ubicado en Juncal 1306, el de Río Gallegos en la calle Mascarello 441 y el de El Calafate en la calle Padre de Agostini y Los Tehuelches. Aún no se sabe cuándo serán, pero ahora el magistrado tiene libertad para ordenarlos cuando crea conveniente.

Cristina fue una de las últimas oradoras. Habló más de 40 minutos y basó su defensa en críticas al Gobierno. También dejó claro que no está arrepentida de nada: “No me van a hacer arrepentir. Si creen que con los Bonadio, los desafueros, me voy a arrepentir, no. No me arrepiento de nada de lo que hice”, aseguró. Y desafió, con gestos ampulosos: “La historia de la Argentina demuestra que pueden encarcelar gente, pueden meter a todos los opositores, me pueden meter presa. ¿Usted cree que realmente la Argentina va a ser más gobernable? Me atrevo a decir que no es así. Al contrario, deberían comenzar a intentar rever políticas en lugar de insistir en este tipo de cosas”.

La ex presidenta arribó al Congreso antes de las 14 y estuvo presente durante todo el debate, ya que el bloque de Unidad Ciudadana quería utilizar el tiempo para focalizar sus discursos contra el juez que instruye varias causas contra la ex mandataria, entre ellas el Pacto con Irán.

El jefe de la bancada del PJ, Miguel Ángel Pichetto, dio un duro discurso en el que cuestionó a la senadora y fundamentó el aval del bloque a los allanamientos solicitados por el juez Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos. “Le recomiendo que nos escuchemos, siempre hemos tenido una actitud de respeto, en lo personal y en lo humano. Nunca hemos lastimado a nadie en lo personal; hemos escuchado algunas cosas lamentables”, le reprochó Pichetto a modo de réplica. Cristina Kirchner sólo escuchaba, sin mirarlo.

Fuente: LMNeuquen

(Visitas 6 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins