Barco de Conferry se hundió en el puerto de Guanta

El buque Tallink Autoexpress 2, perteneciente a la flota de la empresa Conferry y que estaba en desuso, se hundió en el puerto de Guanta, estado Anzoátegui, la madrugada de este martes 7 de agosto.

La noticia comenzó a viralizarse a través de las redes sociales. En las fotos se observa el hundimiento progresivo de la embarcación, que estaba en mal estado debido al abandono en el que se encontraba.

La empresa no se ha pronunciado por el hecho, que suma un barco más a la lista de embarcaciones que han caído en abandono por parte de la compañía y que se han hundido o han sido desmantelados por quedar completamente inútiles.

El último buque de Conferry en salir de la flota fue el buque Carmen Ernestina, en 2016, porque debido al abandono ya no podía seguir prestando servicio.

El hundimiento de la nueva Conferry

La empresa fue expropiada en septiembre del año 2011 por el fallecido expresidente Hugo Chávez. En una Gaceta Oficial de dicho mes se indicó que “el Gobierno ha observado con preocupación el desempeño de la empresa Consolidada de Ferrys (Conferrys), por lo que decidió expropiarla”.

A pesar de los aumentos en el precio de los boletos, la empresa, al parecer, no hizo frente al desgaste de los buques, lo que ha provocado que muchos de ellos se hundieran o tuvieran que ser desmantelados.

Los buques fuera de servicio 

Denuncias hechas por el diputado de la Asamblea Nacional por Nueva Esparta, Jony Rahal, solo uno de los buques de carga está funcionando. “El resto está prácticamente abandonado y deteriorado“.

En septiembre del 2017, el presidente de Conferry para dicha fecha, Roigar López, informó que la empresa vendería algunos buques desmantelados para actualizar la flota.

“Entre los barcos que están en venta hay buques comprados hace cuatro años, conocemos ese lamentable caso de corrupción del prófugo de la justicia Hebert García Plaza, que compró un barco que está inservible (el San Francisco de Asís) y el Virgen de Coromoto que está en buen estado pero su mantenimiento es elevado”, expresó en su momento López.

Para el mes de junio la empresa anunció que el buque María Rosario, que estaba en avanzado estado de deterioro, fue sacado de operaciones y afectó el transporte de alimentos a la isla de Margarita por lo que los vendedores tuvieron que utilizar los servicios de la empresa Navibus.

A principios de 2018 el ferry Concepción Mariño chocó contra una embarcación a causa de un mar de fondo y sufrió graves daños.

Fuente: Caraota Digital

(Visitas 37 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins