Alza de matrículas escolares pone en apuros a los padres

No sólo los precios de los alimentos ponen contra la pared a los venezolanos, según informó el presidente de Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) de Caracas, Fausto Romeo, los colegios aumentaron las matrículas escolares entre 20 y 50 millones de bolívares.

Jennifer Rojas afirma que está desesperada porque la semana pasada en una asamblea que hubo en el colegio de su hija le informaron el nuevo monto de la mensualidad.

 “No sé qué voy hacer porque no tengo cómo pagar la cantidad que me piden, pasó de dos millones 800 mil bolívares a 30 millones de bolívares. Sabemos que todo ha aumentado pero me parece exagerado el monto”, afirmó Rojas.
 Reconoce que la situación del país está difícil, “pero ponen a uno entre la espada y la pared. Sabemos que los maestros tienen que estar bien pagados, pero debe haber un poco más de compresión con los padres”.
 El presidente de Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) de Caracas, Fausto Romeo, admitió que “la educación se está desinflando no solo por los altos costos de mantenimiento de los planteles sino porque se está quedando sin docentes”.
Según indicó, el ajuste de la cuota de escolaridad de julio y agosto, en los colegios privados se ubicará entre 20 y 50 millones de bolívares. “Nosotros aumentamos cada vez que el gobierno incrementa los salarios de los trabajadores”.
Reconoce que anteriormente se revisaba el presupuesto de costos de cada plantel anualmente; sin embargo, por la inflación este año se hizo cada dos meses y en el próximo año escolar que se inicia en septiembre será mensualmente. “No sabemos cuánto será el ajuste de la cuota en septiembre, pero debe ser revisada”, advirtió.
Reconoció que hay colegios privados donde los padres que tienen posibilidades están aportando cuotas anuales en dólares. En Caracas también hay instituciones tradicionales que están solicitando donaciones de ex alumnos que se han ido al exterior para poder cancelarle a los docentes algún incentivo en “moneda dura” y así evitar la diáspora de los maestros.
 Lila Vega, miembro de la Red de Madres, Padres y Representantes, afirma que “las matrículas de los colegios privados deben ser discutidas con la comunidad educativa como establece la resolución 114 del Ministerio de Educación, pero no se puede pensar más en la administración de la escuela que en los alumnos.”
 “El reto debe ser que nadie abandone la escuela porque no puede pagar y deben crearse mecanismos de solidaridad para las familias que no puedan cancelar”, acotó. ´Según indicó, hay colegios que están aplicando ese mecanismo, como becas a los alumnos o que los padres que tiene recursos puedan dar una cuota en “moneda dura.”
 Por su parte, Olga Ramos, del Observatorio Educativo de Venezuela considera necesario defender la calidad de educación. “La cantidad de horas de trabajo de un maestro es superior a lo que realmente le pagan”, dijo. Admite que la hiperinflación que hay actualmente en el país también golpea a la educación e incide en los altos costos de las matrículas escolares.
Fuente: El Universal
(Visitas 17 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins