Deserción laboral en Corpoelec afecta al estado Zulia

Un éxodo masivo de profesionales, en su mayoría ingenieros y técnicos, se viene reportando en la Corporación Eléctrica del Zulia (Corpoelec). Fuentes de la compañía aseguraron que en los últimos dos meses la nómina se redujo más de un 50% y la cifra sigue creciendo.

Voceros de la Corporación, en calidad de anonimato, explicaron a este rotativo que en 2016 el personal en el estado superaba los 4.000 profesionales en sus distintas áreas. A finales de diciembre la cifra oscilaba en los 3.000 profesionales y, en 60 días, la cantidad de personas difícilmente llega a los 1.500, números que siguen disminuyendo cada semana.

La diáspora de mano de obra calificada sigue sin detenerse. Desde ingenieros eléctricos hasta trabajadores del área de distribución, tendido de líneas y transmisión renuncian a diario en la empresa. La situación pone en “jaque” el servicio público que atraviesa su peor momento: continuos bajones, apagones e interrupciones que en algunas comunidades sobrepasan las 15 horas. A esto se le suma las continuas “explosiones” en subestaciones neurálgicas por falta de mantenimiento y sabotajes.

En el caso de la electricidad del Zulia, tanto Gobernación, como alcaldía de Maracaibo han destinado recursos para y hasta estímulos para atender la crisis que se produce en medio de saboteos, problemas de generación, transmisión y mano de obra calificada.

“La situación es bastante crítica. La gente se va y punto (…), las razones son diversas: salarios son insuficientes para costear la cesta básica, congelamiento del contrato colectivo desde hace un año, ausencia de equipos de seguridad, no hay vehículos ni herramientas de trabajo para realizar las reparaciones de las líneas”, aseguró un supervisor de Corpoelec Amparo.

En Termozulia, complejo eléctrico clave para el suministro de energía en la región, pues aporta más de 300 Mw, la situación de falta de personal es bastante precaria.

“Antes éramos más de 600 trabajadores para operar las distintas plantas y sistemas de los turbogeneradores y ahora creo que no llegamos a 300. Todos los días renuncia alguien y no hay sustituciones. Realizamos el trabajo de casi tres personas, estamos agotados y cansados porque nos doblan las guardias y turnos”, expresó un operador.

Corpoelec, a nivel nacional, también atraviesa la renuncia masiva de trabajadores, lo que perjudica el mantenimiento del sistema. En los últimos seis meses más de 18 mil empleados han renunciado a la estatal eléctrica por bajos salarios y violaciones del contrato colectivo.

Fuente: Panorama

 

(Visitas 22 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins