Marco Rubio asegura que no hay canal secundario de Maduro con la Casa Blanca

El senador de Estados Unidos, Marco Rubio, advirtió a los legisladores estadounidenses y otros funcionarios que no intenten abrir un canal secundario con el presidente venezolano Maduro mientras la administración Trump y los aliados regionales trabajan para aumentar las sanciones y formar un frente unido contra su régimen, publica el portal freebeacon.com.

El senador Dick Durbin (demócrata por Illinois) y el diputado Pete Sessions (republicano por Texas) viajaron discretamente a Venezuela la semana pasada en viajes separados.

Los legisladores se reunieron con Maduro y otros funcionarios de alto rango en Caracas en un intento por obtener la liberación de al menos un rehén, Josh Holt, un hombre de Utah encarcelado en Venezuela durante casi dos años.

El gobierno de Maduro también detuvo a varios venezolano-estadounidenses con doble ciudadanía poco antes del Día de Acción de Gracias el año pasado. Esos individuos, todos ex ejecutivos de Citgo, fueron encarcelados mientras asistían a una reunión de Citgo en Caracas y acusados de traición.

Rubio, quien preside el subcomité del Hemisferio Occidental del Senado para Relaciones Exteriores, ha estado tratando durante semanas de convencer a sus colegas del Congreso de no involucrarse directamente con el régimen de Maduro.

El republicano de Florida dice que simpatiza con la difícil situación de Holt y otros ciudadanos estadounidenses, pero dijo que el régimen usa a los rehenes como peones porque se está volviendo más desesperado y está perdiendo poder a medida que empeora la crisis humanitaria en el país.

Rubio argumentó que el régimen de Maduro solo está tratando de reunirse con funcionarios estadounidenses para intentar legitimar su poder ante sus compatriotas y también para intentar obtener concesiones de los Estados Unidos y evitar sanciones adicionales para su sector petrolero.

Solo la administración Trump, que ha aplicado varias capas de sanciones al régimen de Maduro en el último año, tiene el poder de llegar a acuerdos con el gobierno venezolano y no participará en este tipo de negociaciones, dijo “Marco Rubio” en un comunicado a la Washington Free Beacon.

“Yo también quiero liberar a Joshua Holt y que regrese a casa de inmediato”, dijo. “Pero no tengo ninguna duda de que mientras Trump sea presidente, la única forma de que se levanten las sanciones es si Maduro deja el poder, se restaura la Asamblea Nacional y se programan elecciones libres y justas para elegir un nuevo presidente”.

Siga leyendo el original en inglés en freebeacon.com

(Visitas 28 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins