SIN VELORIO | Régimen obliga entierro de víctimas de la masacre de El Junquito

Los cuerpos Abraham Agostini y José Díaz Pimentel, miembros del grupo del ex inspector sublevado Óscar Pérez y víctimas de la masacre de El Junquito, fueron  trasladados sin autorización de sus familiares desde la Morgue de Bello Monte hasta el Cementerio del Este. Las autoridades ordenaron el entierro de los restos sin actos velatorios.

Efectivos de seguridad del Estado impiden el acceso de los familiares de los fallecidos al cementerio para presenciar el sepelio. Los familiares afirman que no les permiten el paso por “precauciones sanitarias”. Solo algunos han podido ingresar y fue difundido un video en el que llorando denuncian la violación de sus derechos.

Delsa Solórzano, diputada a la Asamblea Nacional, se encuentra en el cementerio y denuncia que los militares pretenden reprimir a las personas que se encuentran en el lugar.

La hermana de Abraham Agostini informó que cuando ingresó a ver el cuerpo de su hermano los efectivos de seguridad le quitaron el celular.

La diputada informó que desconocen el paradero de los cuerpos de Óscar Pérez, Daniel Soto Jairo Lugo, Abraham Lugo y Lisbeth Ramírez, miembros también del grupo que falleció durante la masacre policial realizado en El Junquito.

Denuncian que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana colocaron alcabalas en las adyacencias del cementerio y revisan a las personas que transitan por el lugar.

Se presume que esta medida obedece al desespero del régimen por esconder lo que realmente sucedió en la “masacre” de El Junquito, una clara violación de los derechos humanos al ejecutar de manera extrajudicial a siete ciudadanos opositores a la dictadura de Maduro.

Con información de El Nacional

(Visitas 108 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins