PRONÓSTICO ALENTADOR | El Bitcoin también es llamado oro digital

En entregas anteriores hemos hablado sobre el Bitcoin; hemos señalado sus principales características, así como advertido sobre sus riesgos. El ascenso astronómico de la moneda digital fue quizá el tema con más relevancia durante el 2017. El primer día de ese año, fue valorado en $ 973 USD, según el rastreador de criptomonedas coinmarketcap.com. Luego, en el marzo pasado, superó por primera vez el valor de una onza de oro a $1.235 USD.

Para este año 2018 hay optimismo en opiniones como la del empresario Julian Hosp, quien presupone que el rápido crecimiento histórico de la criptomoneda aún no llega a su fin. Su pronóstico representa un aumento de $ 45,000 USD del precio actual, pero al mismo tiempo corría peligro de colapsar hasta $10,000 USD, tal como sucedió: “Es probable que se alcancen los $60,000 USD, pero también pueden ser $ 5,000 USD.

En octubre de 2017 alcanzó un máximo de $ 5,856 USD, llevando su capitalización de mercado por encima de reconocidas firmas como Goldman Sachs y Morgan Stanley. La mañana del último viernes del año, la moneda virtual valía más de 15 veces la cantidad que comenzó a principios de año, a $ 14,670 USD. El aumento de su valor ha provocado un mayor interés público, que se tradujo en una mayor inversión y, con ello, precios más altos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que su férreo impulso no estuvo exento de grandes caídas durante todo el 2017. Durante la penúltima semana de diciembre, la moneda digital experimentó un descenso del 30 por ciento en un solo día; esto nos da una idea de su volátil naturaleza. Durante la semana de navidad, la criptomoneda, que estuvo rondando los veinte mil USD, a mediados del mes cayó durante cinco días consecutivos, algo que no había pasado desde septiembre y, antes de eso, en julio.

Según una publicación de Los Angeles Times, Occidente es la causa de esta venta masiva; con un aumento tan pronosticado, los inversores estaban propensos a sacar su dinero de la mesa en vísperas de Navidad. El mercado de cifrado llegó a niveles tan altos, que hay que ser conscientes de que en algún punto se tiene que volver a la realidad. “Algo que sube un 150% en menos de un mes probablemente tendrá un retroceso de dos dígitos”, señala el diario.

Y es que, al no estar regulado, y al no ser emitido a través de una institución financiera centralizada, su valor puede oscilar drásticamente en días o incluso horas.

Para Christian Catalini, profesor y fundador del Laboratorio de Criptoeconomía del MIT, “es importante recordar que estos son activos altamente especulativos. Bitcoin es un experimento masivo, y hay muchas formas en las cuales el experimento puede salir mal. La gente debería considerar esto como una forma de juego “.

Las advertencias no impidieron que la gente hiciera movimientos arriesgados para sacar provecho del creciente valor. Algunos inversionistas han estado tan ansiosos que han gastado miles de dólares en sus tarjetas de crédito para comprar bitcoin; otros, incluso pidieron decenas de miles de dólares a préstamo a través de líneas de crédito con garantía hipotecaria.

El cofundador y presidente de TenX, una empresa cuya función es ayudar a que las personas gasten monedas virtuales, compara el interés actual en las criptomonedas con la burbuja de las puntocom de la década de los noventa, y advirtió que la consolidación de éstas se encuentra a la vuelta de la esquina. “En uno o dos años, definitivamente habrá una gran compresión en el mercado”, señala.

Hosp no cree que se trate de una burbuja que vaya a estallar haciendo que todos pierdan su dinero, sino que apunta a que todas las monedas y todos los activos con muy poco uso o valor tendrán una solución. “El dinero va a entregarle valor a la criptomoneda en la medida en la que fluya hacia estos activos”, señala. Para eso, empresas como la suya, hacen uso de nueva tecnología con el fin de favorecer el uso cotidiano del Bitcoin. TenX cobra tarifas por una billetera y una tarjeta que están diseñadas para hacer que las monedas digitales sean más utilizables para las transacciones. “Lo veo más como oro digital”, apunta, “en lugar de una moneda que se utilizará diariamente”.

Para los expertos, la locura continúa porque todavía hay personas que no tienen ni idea de qué se trata. Y es que no es posible saber si estamos enfrentando la inflación de una burbuja que va a romper a $20,000, $120,000 o $220,000, o si estamos siendo testigos de una revolución monetaria. Con el avance del año lo sabremos con certeza; sin embargo, este martes 16 de enero la moneda virtual ha dado un “paso en falso” que la hizo retroceder a los 11 mil dólares.

 

Con Información de Líder Empresarial

(Visitas 107 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins