Rafael Ramírez y su fetiche capitalista

Luego de pregonar durante toda su vida su afecto al comunismo y socialismo, Rafael Ramírez se transformó el hombre más rico de Venezuela a penas llegó a Pdvsa. Mansiones, fortuna, viajes, lujos, un culto a las bondades del captalismo, mientras en la ONU pronunciaba otro dicurso.

El periodista Nelson Bocaranda cuenta los últimos detalles de Ramírez antes de su huída de New York y renuncia forzada por Arreaza de la ONU:

Quien me lo informa ha estado muy cercano a las actuaciones de muchos de estos comunistas, izquierdistas y guerrilleros de los años 60 que han ocupado diferentes cargos en los gobiernos de Chávez y de Maduro y que a los pocos meses de haberse enchufado cambiaron su estilo de vida, se hicieron ricos de un día para otro y hoy son multimillonarios con fortunas globales y gustos súper sofisticados.

La referencia de ayer en el Wall Street Journal -en un trabajo de investigación firmado por los colegas Kejal Vyas, José de Córdoba y Anatoly Kurmanaev- sobre la renuncia del otrora zar del petróleo venezolano arroja muchas luces sobre el personaje: “En un acercamiento de los funcionarios de los EE.UU., a través de un intermediario de una empresa de servicios petroleros, que se reunieron con Ramírez en la barra de un caro hotel de Nueva York, el intermediario fue acompañado por una segunda persona que le dijo al diplomático que trabajaba en una agencia federal encargada de velar por la ley.

El Sr. Ramírez, que había estado bebiendo whisky, rápidamente ordenó una nueva botella de whisky de $ 3,500 diciendo “No niego que amo la buena vida, pero no sé nada sobre drogas”, negando cualquier implicación con el lavado de dinero a través de PDVSA.

Las personas cercanas a Ramírez dicen que una vez se vio a sí mismo regresando a Venezuela para tomar las riendas del gobierno. Cinco años antes de la muerte de Chávez en 2013, Ramírez encargó una encuesta de opinión pública privada para medir el apoyo público a una carrera presidencial.

En Nueva York, sin embargo, Ramírez se centró en gran medida en pronunciar feroces discursos en la ONU criticando el capitalismo y cenando en buenos restaurantes”. Ahora comenzarán a aparecer, según dicen algunos de sus enemigos rojo-rojitos, detalles de sus andanzas capitalistas a través de sus familiares más cercanos.

La portada de la roja Ultimas Noticias ayer indica hacía dónde van los tiros: “Ali baba y los 40 ladrones”. Fin de la cita.

El embajador viajó a Europa tras despedirse de varios de sus colegas en la ONU. La negociación para “renunciar y no ser destituido” la convino con el canciller Arreaza y Maduro lo aceptó.

Prendido el ventilador, viene mucha información al respecto. Ahora van por su cuñado Baldo y otros funcionarios de su confianza absoluta.

Fuente: Run Runes

(Visitas 449 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins