Denuncias contra Ramírez le costaron la libertad a Guevara

La Magistrada Gladys Gutiérrez, para entonces presidenta de esa instancia, reprobó la decisión de Guevara de viajar a Nueva York para notificar personalmente al funcionario sobre la averiguación parlamentaria en su contra, por considerar que con ello pretendió “actuar como representante del Estado en territorio extranjero”, lo cual es competencia del Ejecutivo.

“Tal actuación del referido miembro de la Asamblea Nacional (…) advierte la probable usurpación de atribuciones, entre otros posibles ilícitos de diversa naturaleza que, incluso, pudieran implicar lesiones al patrimonio público y al correcto funcionamiento de la administración pública; lo que no solo pudiera comprometer su responsabilidad individual, sino también la de quienes pudieron avalar tales actuaciones desde la Asamblea Nacional o desde cualquier otra institución”, agregó la Sala, en el fallo de Gutiérrez.

Así mismo consideró nula la investigación contra Ramírez, por cuanto la comisión parlamentaria no acató lo establecido por ella en su sentencia número 9 del 1 de marzo de 2016, en la cual le ordenó coordinar con el Vicepresidente cualquier comparecencia de ministros y otros funcionarios del Gobierno para ejercer sus potestades de control político.

En el fallo, el máximo juzgado reiteró que el control político por parte del Parlamento “no es vinculante ni definitorio para el control jurídico, así como tampoco tiene, en general, efecto sancionatorio; si no que, a lo sumo, el mismo pudiera desembocar en la solicitud dirigida al Poder Ciudadano para que examine la procedencia o no, dentro del ámbito de sus atribuciones, de las actuaciones que corresponda, como pudo haber ocurrido en el periodo que abarca la supuesta investigación en los actos objeto de nulidad”.

El 16 de noviembre de 2016, la AN declaró la responsabilidad política de Rafael Ramírez y de Javier Alvarado Ochoa, (presidente de Bariven, filial de PDVSA), por su presunta implicación en casos de corrupción, luego de que la Comisión de Contraloría del Parlamento investigara a la estatal petrolera.

Una semana después, Guevara, presidente de esa comisión, solicitó a la Fiscalía iniciar una investigación contra Ramírez por estos hechos de corrupción que representarían, afirmó, un desfalco de más de 11 mil millones de dólares. ¿Y que ha hecho Nicolás Maduro desde la semana pasada? ¿Se basó en esos documentos? ¿Dirá entonces que su candidatura a la reelección obedecerá a que la culpa de la quiebra del país, el robo milmillonario, la demolición del Estado, la hiperinflación y el desmontaje de la República es solo achacable a Ramírez Carreño, Sansó, Salazar Carreño, Delpino y Martínez otrora miembros del altar rojo rojito?

La guerra apenas comienza. El show debe continuar. ¿Desde Nueva York, Italia, Mónaco, Miami, Las Canarias, Panamá, Moscú, Beijing y La Habana surgen miles de preguntas?

Por: Nelson Bocaranda

Fuente: Run Runes

(Visitas 566 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins