HAY HAMBRE | Chavistas de Catia protestan por cajas CLAP

Desde la avenida El Cuartel Urdaneta hasta Boquerón, en Catia, hay dos kilómetros de carretera que son bordeados por montañas cubiertas por cientos de casas a las que no han llegado desde hace más de dos meses las cajas de alimentos del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap). Los vecinos de El Amparo, comunidad conformada por ocho consejos comunales, decidieron trancar la calle 9, en el kilómetro uno hacia El Junquito.

Cerca de las ocho de la mañana del martes 19 de diciembre, aproximadamente 150 personas levantaron las alcantarillas y con pancartas en mano comenzaron a exigir una respuesta por parte de los responsables de las cajas, que fueron pagadas y no llegan todavía.

En El Amparo se está hablando de protestar desde que los embarcaron la primera vez con los alimentos. Yonathan González, de 36 años, ha participado en reuniones con los consejos comunales, en las que los vecinos advertían acerca de una acción de calle, pero los líderes de la comunidad se negaban a “atentar contra el Gobierno”.

“Ellos dicen que no, que eso es antichavista, que va contra el Gobierno, pero uno tiene hijos, tiene familia, y en verdad hay gente que solo cuenta con esa caja”, manifiesta Yonathan, padre de dos niños y trabajador de la Alcaldía de Caracas.

La protesta se desarrolló con tranquilidad: los conductores podían hacer uso de una vía alterna que queda detrás de la calle 9, arteria principal; cada vez más catienses se sumaban a la actividad, e incluso la policía cooperaba con el resguardo de quienes protestaban y los demás transeúntes. Sin embargo, más o menos a las 10:30 am, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que habían subido a Boquerón por un suceso, según el relato de Yonathan, “bajaron de mala gana”, atropellaron a una señora y hasta soltaron dos tiros al piso.

Pese al inconveniente, la calle seguiría trancada y no fue hasta que los jefes de los consejos comunales llegaron para negociar que la comunidad bajó la guardia. Prometieron que este viernes 22 de diciembre recibirían las “cajas” de alimentos, el combo para las hallacas y un pernil. Pero de no cumplir, los vecinos de El Amparo están decididos a repetir la protesta.

“Puede ser que esto sea contra Maduro o contra el chavismo, pero imagínate este montón de familias sin nada que comer. Porque ya ni bachaqueado”, afirma, y señala el cerro que se ve desde la entrada de El Amparo.

Fuente: El Pitazo

(Visitas 259 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins