¡GUERRA DE PRANES III! Chavistas contra Érika Farías

La disputa por la alcaldía de Caracas dentro de la cúpula chavista ha arreciado en los últimos días; 4 candidatos rojitos se están matando entre ellos para quedarse con el control de la ciudad capital.

Como siempre lo hacen y tanto se lo critican a la oposición, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) impuso a su candidata Érika Farías para las elecciones municipales, sin embargo, esta candidatura ha sido rechazadas por varias facciones internas como el Partido Comunista de Venezuela (PCV), Tupamaro y Partido Patria Para Todos (PPT).

Detrás de esta nueva guerra de pranes del PSUV, se esconde una confrontación mayor y tiene que ver con el llamado Frente Francisco de Miranda y el control que poco a poco sus miembros han ido tomando dentro de las instituciones del país y los altos cargos.

El miedo que tiene la alta dirigencia del PSUV es que los del FFM puedan tomar el control político del país en el mediano plazo. Quien estaría detrás de la guerra contra Érika es Aristóbulo Iztúriz, un “zorro viejo” de la política venezolana que ha comido de todos los gobiernos y no desea ser desplazado.

La idea del control político del PSUV no es tan descabellada, puesto que la orden de que los comunistas dominen todas las instancias del país la ha dado el G2 cubano y Raúl Castro. Recordemos que este frente fue fundado en el año 2003 en La Habana, Cuba, con el objetivo ideologizar jóvenes y formar células comunistas, que a la larga se convirtieron en colectivos de malandros y criminales de las barriadas del país.

Istúriz estría impulsando la candidatura de Rafael Uzcátegui, coordinador nacional del PPT , y por debajo de cuerda ha influído para que Oswaldo Rivero, alias “Mango” y Eduardo Samán, se postulen con la intención de restarle votos a Érika Farías para que pierda y lograr sacarla de la jugada política.

Un informante precisó que Istúriz habría tenido una pelea que casi se fue a las manos con Érika Farías puertas adentro del partido, en medio de una discusión acalorada en la cual el vicepresidente de la fraudulenta constituyente le sacó en cara a Farías su condición homosexual, dejando al descubierto su homofobia e intolerancia.

Analistas aseguran que este gran división que está sufriendo el PSUV influirá en las próximas elecciones municipales, puesto que ya en algunos estados del país existen varios candidatos para una misma alcaldía.

Redacción LB

 

(Visitas 1.187 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins