¡SIN JUGUETES! Nicolás se robó hasta el niño Jesús

“¡Adiós regalo navideño!”. Han expresado varios padres en el centro de la ciudad de Caracas, ante los altos precios de los juguetes. “Los juguetes están impagables, el regalo para los niños se ha convertido en un lujo, porque una simple muñeca cuesta más de 1.000.000 de bolívares”, aseveró un padre.

Para la mayoría, la compra de juguetes este año “no es prioridad” pues lo primordial es comprar comida. Mientras que para algunos, la opción más económica es la compra de juegos de mesa como regalo de niño Jesús. “Me parece que los juegos didácticos son una buena opción porque son bonitos, económicos y estimulan la creatividad en los niños”, añadió una compradora.

En el centro de la ciudad, los precios varían. Mientras en algunas zonas un juguete educativo puede costar Bs. 70.000 en otros se adquiere en Bs. 300.000. “Todo depende de la calidad, la marca del juguete, porque si te pones a ver no es lo mismo comprar un tablero de cartón que uno de plástico, es para que duren”, afirmó una madre.

Las famosas muñecas bebé, tiene un valor aproximado de Bs.  350.000, mientras que un carro adaptable de la famosa marca Fisher Price, tiene un valor de Bs. 660.000. Si el carro es más grande, y tiene más funciones podría tener un costo de Bs. 1.200.000.

Una muñeca Barbie sencilla “sin accesorios” podría costar entre Bs. 120.000 y 150.000. Si estas poseen accesorios como; casa, vestuario entre otros, fácilmente podría elevar su valor a casi Bs. 300.000 y hasta Bs. 900.000. Para los niños, las figuras de superhéroe también tienen un valor de Bs. 150.000 y Bs. 200.000.

Un comerciante alegó que las vitrinas actualmente se encuentran vacías esto en vista de que el venezolano lamentablemente no dispone para comprar lo último en juguetes. “El poder adquisitivo de los venezolanos está por el piso, los clientes buscan comprar lo más barato. Para diciembre venderé lo que tengo y lo poco que pueda encontrar”, añadió.

En este sentido vaticinó que la época considerada la más bonita del año, estará arropada bajo la inflación. Por ello reiteró que solo ofrecerá los pocos productos que le quedan, hasta que su negocio se convierta en una papelería, pues ya no es rentable vender juguetes, y antes de perder el negocio es mejor cambiarlo. “La cosa está fea tanto para los consumidores como los que tienen negocios, esto nos arropó a todos”, sentenció el comerciante.

Fuente: Venezuela Al Día

 

(Visitas 111 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins